¿Cuál es el porcentaje de rebote web más óptimo ?

reboteEl porcentaje de rebote lo podemos definir como la cantidad de usuarios que visitan nuestra web y la abandonan sin navegar. Google analytics lo define del siguiente modo:

” El porcentaje de rebote es el porcentaje de visitas que solo consultan una página de un sitio antes de salir de él”

 

Por tanto, podríamos decir que, un porcentaje de rebote alto es un mal dato.  Seguro?  Vamos a analizar más a fondo esta afirmación…

 

Como se calcula el % de rebote:

Hemos de tener claro que el cálculo del porcentaje de rebote se realiza del siguiente modo, si un usuario navega por nuestro sitio es el 0% y si abandona nuestra web sin navegar es del 100% y el porcentaje de rebote de una web se calcula como la media de usuarios que han abandonado nuestro sitio web sin navegar.

 

Como analizamos el % de rebote: 

Cuando analizamos el rebote web, en primer lugar debemos conocer de que páginas proviene, ya que el porcentaje medio de rebote de la web es un dato que permite una visión general pero no un correcto análisis. Por tanto debemos analizar si el porcentaje de rebote de cada página es el correspondiente dada su finalidad.

Estas son algunas de las causas de rebote más habituales:

– no estamos ofreciendo un contenido interesante

– nos están visitando usuarios que no buscaban aquello que les estamos mostrando

– nuestra web no ofrece una  navegabilidad adecuada.

 

Llegados a este punto de comprensión sobre el rebote web ¿continuaríais manteniendo la afirmación anterior?  Yo en mi caso no. Creo que el porcentaje  ideal de rebote para una web dependerá de su finalidad y del objetivo que busque cada una de sus páginas.

 

Un pequeño ejemplo de diferentes tipos de webs que muestran valores muy dispares del porcentaje de rebote, debido al objetivo de  sus páginas:

– Un blog pensado para responder consultas en la red tiene un porcentaje de rebote que acostumbra a ser alto.

– Una revista o diario online el porcentaje de rebote suele ser medio alto.

– Un e-commerce o web informativa con formulario de contacto debería ser medio bajo.

pero como siempre todo dependerá del objetivo de cada proyecto

 

Debemos tener en cuenta que no hay ciencia exacta en cuanto al rebote web, ya que es posible que algunas páginas especificas nos hagan variar el valor del rebote.

A modo de ejemplo, imaginaros que una de las páginas de nuestro proyecto se trata de una landingpage, sin posibilidad de interacción, el porcentaje de rebote será del 100% y por tanto deberemos medir el tiempo de permanencia en la página para conocer la calidad de nuestras visitas. También debemos tener en cuenta que esta página aumentará considerablemente el % de rebote medio de nuestra web.  Por tanto podemos tener visitas de alto valor que generan un rebote del 100% .

 

 

Optimizar el proceso de compra de tu tienda online aumentará su conversión

carrito comprasPara aumentar las ventas de una tienda online, podemos analizar muchos factores, posicionamiento orgánico (SEO), promoción online ( Social Media, anuncios, afiliación,… ), pero un factor que también puede subir la conversión de nuestra tienda online, es la optimización del checkout o proceso de compra.

 

Una de las estrategias de más impacto para aumentar las ventas del comercio electrónico es la optimización del proceso de compra. Lo esencial es ofrecer diversos sistemas de pago,  ya que no a todos los usuarios de nuestra web les gustará pagar del mismo modo y varios métodos de envío,  y así favorecer la comodidad de recepción de los paquetes por parte de nuestros clientes.

 

Dejando de lado estos primeros consejos, existen otros factores a analizar en el checkout de nuestra tienda online.

 

Los pasos antes de finalizar la compra.

Si tenemos un proceso de compra muy largo, muchos de nuestros usuarios no finalizarán el proceso cuando vean la cantidad de pasos que deben realizar antes de formalizar su compra.  Hemos de intentar reducir la cantidad de información que solicitamos o estructurarla de tal manera que sea más llevadera la cumplimentación de información.  Ahora existen opciones como Facebook connect que le permiten al usuario rellenar parte de sus datos mediante la información que tiene de ellos esta red social.

 

Confianza y seguridad

Muestra un checkout sin fallos de programación, correctamente redactado y mostrando todos aquellos símbolos que puedan generar confianza al usuario en el momento de realizar su compra. Todavía hay muchos usuarios que no confían en realizar sus compras por internet y es por esto que debemos pensar en nuestro checkout como un lugar que debe inspirar la máxima confianza al usuario.

 

Valor añadido

El checkout es un buen momento para ofrecer un valor añadido a nuestra tienda online.  Los métodos pueden ser muchos según aquello que queramos ofrecer, desde promocionar nuestros perfiles en redes sociales, promociones especiales, descuentos en segundas compras, etc.

El checkout  es el momento de máxima interacción entre usuario y tienda. En este punto el usuario nos presta toda su atención y es un lugar interesante donde (sin distraerle del proceso de compra) podemos realizar diversos impactos con la intención de fidelizar al cliente y/o potenciar nuestra marca.

 

“Por Isma Jimenez Blasco

 

La usabilidad por encima de los objetivos de marketing

Pues como digo en el título de este artículo debemos priorizar la usabilidad por encima de los objetivos de marketing. Desde hace algún tiempo, observo que otros marketeros como yo, están priorizando el objetivo de una web por encima de la usabilidad y desde mi punto de vista eso es un error, ya que yo como usuario cuando navego por una página web, lo que quiero es navegar, valga la redundancia. Y no que cuando estoy en el punto caliente de la web me encierren negándome cualquier tipo de navegación, excepto la que me conduce a finalizar el objetivo marcado.

 

usabilidad web

 

A mi personalmente no me gusta nada y comentando con compañeros, amigos y hard users conocidos, la respuesta es siempre la misma, “yo cierro la ventana”. Puede y he comprobado que así es, que este tipo de prácticas aumenten significativamente la conversión de nuestro objetivo. ¿Pero a qué coste? Un deterioro en la navegación, una mala experiencia de usuario…

 

He realizado un pequeño estudio de usabilidad comparando un mismo proyecto, “capando” la navegación en el punto caliente de la web y sin caparla. Y los resultados concluyen que al facilitar la navegación a los usuarios, la consecución del objetivo en una primera visita es menor, pero estos usuarios se vuelven recurrentes y acaban finalizando la compra (en este caso) y si capamos esa navegación la consecución del objetivo en la primera visita aumenta pero estos usuarios no suelen volver a visitarnos para comprar.

 
Haciendo un símil, si voy a una tienda y una vez estoy en la cola me lo repienso y decido salir para comparar precios y no puedo, esa vez lo aceptaré y pasaré por el aro. Pero yo, y como norma general la mayoría de clientes, tengo claro que no volveré a realizar una nueva compra en esa tienda debido a la mala experiencia, sin embargo, si puedo entrar, mirar, ir a otra tienda y comparar, todo y que no compre en ese primer momento, tendré en cuenta a esa tienda cuando tenga que realizar una nueva adquisición.

 

Conclusión, habremos mejorado la conversión de nuestro objetivo en un primer momento, pero hemos perdido un visitante recurrente y posible cliente, debido a una mala usabilidad de nuestra web

 

“Por Isma Jimenez Blasco